Un encantador pueblecito de Castellón

recuerdo-onda

Onda obsequia al visitante con su historia milenaria a través de los numerosos restos que se han hallado, como las diferentes herramientas de silex, encontradas en la partida de la Murtera, que atestiguan la presencia del hombre en estas tierras durante el Neolítico. Del Bronce valenciano son los restos aparecidos en el yacimiento del Torrelló y del Castell, y del período íbero, las piezas de cerámica descubiertas en el Torrelló, el Castell, el Pla dels Olivars y el Sitjar Baix.

Sepelaco la llamaron los griegos y de la romanización se conservan algunas inscripciones latinas grabadas sobre unos bloques de piedra que alberga la colección del Museo de Historia Local ubicado en el Castillo. También de la época romana son testigo los restos de un puente en el río Mijares y una parte de vía romana.
De la cultura visigoda se tiene noticias por la aparición de una patena de bronce aunque será a partir de la época de dominio musulmán cuando se pueda hablar realmente de un núcleo urbano consolidado.
La villa se amuralló en el siglo XI, tras la finalización de la construcción de su magnífico castillo que tuvo lugar a lo largo del siglo X, y en los siglos XII y XIII se convirtió en el enclave más importante al norte de la Valencia islámica.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

TurismoCV.INFO no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.